domingo, junio 23, 2024
Publicidad

Asistentes del Blue Ridge Rock Festival se ven obligados a buscar refugio mientras la tormenta arruina la primera noche

Blue Ridge Rock Festival: Asistentes obligados a buscar refugio mientras la tormenta arruinó la primera noche

El Blue Ridge Rock Festival prometía ser una noche llena de música y diversión, con bandas como Biohazard, Staind, Machine Head y más preparadas para rockear. Sin embargo, todo eso cambió cuando una tormenta llegó poco después de las 6:30 p.m., obligando a los fanáticos a luchar por encontrar refugio mientras la lluvia y el granizo los azotaban durante horas.

Según los relatos de los fanáticos, problemas logísticos obligaron a los asistentes a buscar opciones de refugio cuando la tormenta llegó. Una advertencia de emergencia oficial de los organizadores del festival instó a los fanáticos a «salir inmediatamente y buscar refugio en su vehículo de campamento o en nuestros autobuses lanzadera», con la promesa de más información por venir. En última instancia, esa información fue que el resto de la noche se cancelaba debido a los daños causados por la tormenta en el festival y en numerosos campamentos.

Con decenas de miles de personas en el lugar del festival, eso significó que la gente se vio obligada a lidiar con una falta repentina de refugios viables. Muchas personas esperaron durante horas los autobuses lanzadera para llevarlos de vuelta a sus campamentos. Para muchos, simplemente quedaron expuestos a los elementos durante un tiempo prolongado.

Un fanático recurrió a Facebook y compartió su experiencia, diciendo lo siguiente:

«En lugar de quedarnos en el circuito de carreras en la tormenta, estábamos parados en grupos de cientos de personas en una carretera en medio del bosque bajo la tormenta, nos estaban empapando y además había granizo. No hubo comunicación, la seguridad permitía que grupos de personas se colaran en la fila, etc. Las personas no habían comido ni bebido nada durante horas y todos estábamos mojados, fríos y miserables. Estar enfadado es quedarse corto jaja. ¿Cuál es el plan si hay una emergencia real? Todos estaríamos muertos ahora mismo».

Algunas personas incluso se vieron obligadas a refugiarse bajo las estructuras del festival, como la plataforma de accesibilidad o el escenario principal.

El festival continúa hoy, mañana y el domingo, así que esperemos que no haya lluvias repentinas en el pronóstico.

El Blue Ridge Rock Festival comenzó con grandes expectativas, pero la naturaleza intervino y arruinó la primera noche. Los asistentes se vieron obligados a enfrentar una tormenta sin refugio adecuado, lo que generó una experiencia desagradable y peligrosa para muchos. La falta de comunicación y organización por parte de los organizadores del festival empeoró aún más la situación.

La tormenta llegó de manera inesperada, lo que dejó a los asistentes sin tiempo para prepararse adecuadamente. Muchos de ellos esperaron durante horas los autobuses lanzadera que los llevarían de regreso a sus campamentos, mientras eran golpeados por la lluvia y el granizo. La falta de refugio adecuado expuso a los fanáticos a condiciones peligrosas y los dejó empapados, fríos y miserables.

Uno de los asistentes compartió su experiencia en las redes sociales, describiendo cómo se vieron obligados a permanecer en medio de la tormenta sin ninguna dirección clara. Además, se quejó de la falta de organización y seguridad, ya que permitieron que grupos de personas se colaran en las filas, lo que empeoró la situación.

Es comprensible que los fanáticos estén molestos y decepcionados por cómo se manejó esta situación. La seguridad y el bienestar de los asistentes deberían ser una prioridad en cualquier evento, especialmente en un festival de esta magnitud. Los organizadores del Blue Ridge Rock Festival deben aprender de esta experiencia y asegurarse de que estén preparados para enfrentar cualquier situación de emergencia en el futuro.

Afortunadamente, el festival continuará en los próximos días, y esperamos que los organizadores hayan tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los asistentes. Todos esperamos que el clima mejore y que el resto del festival transcurra sin problemas. La música y la diversión deben ser los protagonistas, no las tormentas y la falta de refugio.

En resumen, la primera noche del Blue Ridge Rock Festival se vio arruinada por una tormenta que obligó a los asistentes a buscar refugio en condiciones peligrosas. La falta de comunicación y organización por parte de los organizadores del festival empeoró la situación. Esperamos que el resto del festival se desarrolle sin problemas y que los asistentes puedan disfrutar de la música y la diversión que esperaban.

Fuente: Noticia Original (MetalSucks)

Publicidad
Publicidad

Artículos Relacionados

Publicidad

Otros Artículos